Una nueva leccion de vida

Una Lección de Surf, una lección de vida

En esta línea de trabajo, estamos acostumbrados a recibir cualquier tipo de personas. Yo nunca hago ninguna distinción cuando se trata de solicitudes para lección de surf, me gusta tratar a las personas como mis iguales.
Aún así, hace unos días recibí una petición especial, una que nunca había recibido antes. Era una pareja con un hijo de diecinueve años que tiene autismo. Acepté la solicitud y me preparé para las 4 lecciones reservadas. Para ser honesto, tenía dudas sobre mi propia decisión porque no tengo experiencia previa con personas con autismo.

 

El día de la lección de surf

Tomé una decisión, lo trataría como lo hago con todos los demás: con respeto, amabilidad, modestia y atención. El día de la lección de surf, nos encontramos en Santa Teresa, luego fui con la lección como lo haría con cualquier otra persona.

A veces pensaba que el no estaba prestando atención y tuve que repetir mis instrucciones un par de veces. Con esto en mente, nos tiramos al agua y, para mi sorpresa, en el segundo empujón, pudo pararse en la tabla de surf. Lo hizo formidablemente, después de ponerse de pie, lo más común para todo principiante es caerse. Él también se cayó, pero con cada nuevo empujón, pudo mantenerse de pie por más tiempo e incluso hacer algunas maniobras sobre las olas.

 

Niño montando tabla de surf mientras recibe clase de surf

La técnica que usó fue exactamente la que le expliqué. Entonces me di cuenta de que en realidad estaba poniendo atención a mis instrucciones. ¿Quizás era yo quien no estaba poniendo atención? Cada vez que pensaba que no estaba escuchando, en realidad lo estaba haciendo con cuidado.

 

Las otras 3 lecciones fueron muy bien. Fue divertido para los dos y él logró perfeccionar sus habilidades de surf, manejando muy bien la tabla. Debido a que la familia pidió confidencialidad, no puedo mencionar su nombre. Sé que estará bien, tiene unos padres tan cariñosos y espero que siga surfeando.

 

Fue una lección de humildad para mí, no debemos subestimar las capacidades de las personas para surfear las olas, sin importar su condición. Esta experiencia me ayudó a recordar que el surf es para todos, y estoy muy agradecida porque tuve la oportunidad de ser su instructora de surf.

Puedes reservar tu lección de surf aquí< /p>

Atentamente

Audrey

Amigos surfeando en Santa Teresa

Amigos surfeando en Santa Teresa

Este año, la temporada alta parece llegar antes que otros años. La lluvia es escasa, las nubes grises a veces aparecen pero se van rápidamente y los vientos son cada vez más fuertes. No es el clima lo que me dice que la temporada alta ya está aquí, sino la gente que comienza a venir a Santa Teresa, de todas partes del mundo.
¡Esta vez recibí a los buenos amigos Kush y Vanessa! Dos amigos surfeando en Santa Teresa, ambos fanaticos de la fotografia..

 

Kush

Kush es de Botswana, un país sin salida al mar en el sur de África. El hecho de que provenga de un país que no tiene acceso al mar no le impidió pasar un buen rato aquí en la playa de Santa Teresa.
Su país es maravilloso, con el desierto de Kalahari al este y el delta del Okavango al norte, Botswana alberga cientos de animales exóticos.
La mayor parte del país es plano con solo unas pocas colinas y mesetas aquí y allá, lo que permite tomar fotos increíbles del paisaje.
Ustedes saben que me encanta buscar más información sobre los países de las personas que me visitan y el país de Kush tiene muchas fotos bonitas para ver. Ademans, conocerlo me hizo querer ir a Botswana en el futuro. Las buenas personas no son casualidad mas el resultado de crecer rodeado de buenas personas. Vi eso en Kush.

 

 

Vanessa

Luego tenemos a Vanessa, una mujer empoderada de Florida. Su sonrisa es bastante especia, al punto de que puede hacerte olvidar tus problemas, una sonrisa que te da esperanza.
Ella es realmente enérgica, hermosa y muestra su cabello rizado con gran orgullo. Y tiene razón en hacerlo, me encantó su pelo.
Vanessa no tuvo problemas con las olas en Santa Teresa y me complació tener cerca a una mujer tan encantadora. Sumamente amable al igual que su compañero de viaje, pude ver por qué son buenos amigos.

 

Ambos viven ahora en California, así que espero que sigan surfeando y pasando buenos momentos juntos como amigos.
Fue triste despedirme, pero así es la vida. Solo puedo orar por su seguridad y bienestar ademas de desearles lo mejor.
Por cierto las fotos fueron tomadas por Vanessa y Kush.

 

Atentamente

Audrey

Montezuma

Montezuma

A 17 kilómetros al este de Santa Teresa hay un pequeño y colorido pueblo llamado Montezuma. El mismo está situado entre la playa y el río del mismo nombre.
Es un lugar animado con restaurantes, bares, heladerías, tiendas entre otros. Puedes ver mucha gente caminando por las calles, es la mejor manera de moverte por la ciudad ya que las calles son estrechas y el tránsito puede ser lento.
Además, hay operadores turísticos que ofrecen un bote taxi a la playa de Jaco y tours a Isla Tortuga.
Also, there are tour operators who offer a taxi boat to Jaco beach and tours to Isla Tortuga.

 

Continue reading Montezuma

El Sapo Surfista

El sapo surfista

 

Hace unos días recibí una de las visitas más extrañas que he tenido. No se cruzaron las palabras, pero de repente mi invitado estaba montando una de mis tablas de surf, así que supongo que se trataba de tener una lección de surf.
Empecé a hacer fotos y no recibí ninguna queja al respecto. El único ruido que escuché fue un constante «ribbit-ribbit», así que supongo que eso significa «adelante, toma todas las fotos que quieras».

 

Continue reading El Sapo Surfista

El Surf une

El Surf Une

Cuando me convertí en surfista, una de las primeras cosas que noté fue lo fácil que es hacer amigos. No importa el origen o el idioma, puedo conectarme con personas más fácilmente que antes de mi vida en el surf.

Nuestra tabla de surf es el bolígrafo y las olas son nuestro papel, podemos escribir mensajes que vienen del corazón y otros pueden entender lo que uno está diciendo a través de nuestros movimientos, el surf para mí se ha convertido en una especie de lenguaje universal.

Continue reading El Surf une

2021 trae buenas vibras

2021 trae buenas vibras

Es un poco tonto esperar que la situación de uno pueda cambiar tan simple como el año anterior se ha ido y el año nuevo entra en escena.
Aún así, como todos los demás, veo el mes enero como una oportunidad para ganar fuerza y seguir adelante. 2021 no podría haber comenzado mejor, he recibido la visita de dos familias increíbles para recibir lecciones de surf y esto fue perfecto para recargar mis baterías.

Continue reading 2021 trae buenas vibras

Vivir en un autobus

Living in a bus

En las últimas dos décadas, existe una tendencia creciente entre la gente de clase media a buscar espacios más pequeños para vivir. Aprovechar todo el espacio disponible es la clave para que estos lugares sean cómodos y funcionales al mismo tiempo.
 
Entonces a alguien se le ocurrió la idea de convertir viejos autobuses escolares en casas. No puedo imaginar una idea mejor que esta, tomas algo que todos los demás pensaban que su vida útil se había ido hace mucho tiempo y lo conviertes en un hogar seguro y acogedor para una familia, una pareja o alguien que está disfrutando de estar soltero.

 

Continue reading Vivir en un autobus

Costa Rica, siempre en el corazón!!

Costa Rica, siempre en el corazón!!

Hay suficientes noticias sobre la participación de Brisa Hennessy en los Juegos Olímpicos de Tokio obteniendo buenos puntajes y colocándose entre los 8 primeros en la primera vez que el Surf es deporte olímpico. Es uno de los pocos atletas costarricenses que obtiene un diploma olímpico, un honor otorgado a los 8 mejores participantes en cada categoría deportiva.

 

Hennessy quedando en el top 8 en los Juegos Olímpicos no es una sorpresa. En este momento es una de las diez mejores participantes en el World Championship Tour, su posición en el ranking mundial de surf le permitió obtener un lugar en los Juegos Olímpicos de Tokio. Lo que me llama la atención es el hecho de que decidió representar a Costa Rica en lugar de Estados Unidos o Hawai.

 

Nació en San José el 16 de septiembre de 1999, justo un día después del Día de la Independencia de Costa Rica, feriado nacional. Se crió hasta los nueve años en la localidad de Matapalo, Osa. Su padre, de California, y su madre, de Hawai, son surfistas y establecieron una escuela de surf en la zona.
Luego se mudó con sus padres a Hawái, hasta los 17 años, cuando comenzó a dar la vuelta al mundo en competencias profesionales de surf, sin quedarse demasiado tiempo en el mismo lugar.

 

La decisión de cambiar su nacionalidad ante la ISA (Agencia Internacional de Surf) no se tomó recientemente, ya que 2018 Hennessy hizo todos los arreglos para fijar su nacionalidad de Estados Unidos a Costa Rica. Desde entonces, Brisa ha estado representando al país en diferentes competencias de surf alrededor del mundo.

 

 

Recientemente entrevistada por los medios, recuerda sus días de infancia en Costa Rica con muchos detalles y una sensación de calidez en su corazón. Le encanta el Gallo Pinto, que sorprendentemente es un poco difícil de cocinar porque los ingredientes como el cilantro (culantro), el arroz y la salsa inglesa (la forma en que los costarricenses hacen la salsa Worcestershire es realmente diferente) son difíciles de conseguir en algunos lugares.

 

No duda en vestir ropa típica costarricense en ocasiones especiales y hacerlo con mucho orgullo. Ha perdido parte de su español, pero dice que se toma el tiempo para practicarlo cuando se reúne con sus compañeros de la selección nacional de surf de Costa Rica. Además, constantemente publica fotos de su infancia en Costa Rica en su Instagram, siempre con un mensaje lleno de amor por el país.

 

Brisa es solo una de las muchas personas que tienen a Costa Rica en lo profundo de su corazón, muchas figuras del deporte y la cultura alrededor del mundo eligen representar a Costa Rica a pesar de que no han estado viviendo en el país por algún tiempo. En mi caso personal, decidí quedarme aquí dando lecciones de surf ya que el país y su gente me robaron el corazón para siempre. Incluso si el destino me lleva a otro lugar en el futuro, nunca olvidaré los días que viví como costarricense.

Audrey